blog
24/07/2017

El valor de la estrategia y la colaboración en los sistemas de vigilancia tecnológica con Juan Carlos Vergara

Breve crónica sobre el curso de verano “Vigilancia tecnológica: estrategias y herramientas para innovar” dedicada, en esta ocasión, a claves prácticas en el diseño de sistemas de vigilancia tecnológica con Juan Carlos Vergara.


Hoy disciplinas como la Inteligencia Competitiva, la Inteligencia Estratégica o la Vigilancia Tecnológica constituyen procesos clave para generar sistemáticamente innovaciones de calidad en una organización, independientemente de su tamaño o sector de actividad. Para ello, requieren de un enfoque estratégico en su diseño e implementación, adecuado a los recursos y objetivos de cada empresa.

 









Ver Galería de imágenes del curso

 
Juan Carlos Vergara, Fundador y Director de CDE-Inteligencia Competitiva, fue el encargado de impartir el segundo bloque temático del Curso de Verano “Vigilancia tecnológica: estrategias y herramientas para innovar”, dedicado íntegramente a los Sistemas de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva, abordando aspectos como sus características como procesos fundamentales para la gestión estratégica de una organización, las normas UNE y CEN que describen este proceso, sus fases y las claves para implantar el proceso y automatizarlo.

La Estrategia en la cadena de valor de la vigilancia tecnológica


 
La evolución de los estándares nacionales, europeos e internacionales para la gestión de la innovación, como UNECEN o ISO, reconocen el valor crucial de un enfoque estratégico para el desarrollo exitoso de un sistema de vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva en la organización.
 
En el Módulo 3 de #MoocVT, dedicado a los Sistemas de Vigilancia tecnológica e Inteligencia Competitiva, veíamos cómo un buen auto-diagnóstico de vigilancia tecnológica, nos permite reflexionar sobre cuál es la cultura de información actual de nuestra organización y cómo podemos mejorar y reforzar el proceso de toma de decisiones. A partir de un despliegue de la estrategia de negocio podemos desarrollar las claves para implantar un sistema eficiente de vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva que ayude a lograr los retos estratégicos de la organización.


 




Durante la sesión y sus dinámicas de trabajo conocimos este proceso, sus fases y las claves más importantes para implementarlo en una organización. Siendo algunas de estas recomendaciones las siguientes:

  • Primero son las personas, luego los sistemas.

  • Primar los esfuerzos de análisis frente a los de recopilación.

  • Estimular las condiciones para lograr una participación activa de las personas de la organización y desarrollar sistemas distribuidos y colaborativos.

  • Hacer el proceso sencillo, paso a paso.

  • Desglosar los objetivos generales en metas específicas, con plazos, asignación de recursos y tareas.

  • Incorporar mecanismos de evaluación y análisis de desviaciones, necesarios para medir los resultados y consolidar la unidad en la organización.

  • Exigir el compromiso y cumplimiento por parte de la dirección.



 

El futuro de los sistemas de vigilancia tecnológica



La irrupción de la web social en los últimos años está transformando profundamente las posibilidades para practicar la vigilancia tecnológica. Los usuarios tienen una capacidad sin precedentes de acceder a fuentes de información de alta calidad pero la mayor revolución viene del uso de las herramientas de vigilancia tecnológica colaborativas disponibles en código abierto.
 
Están emergiendo nuevos modelos colaborativos para vigilar en red, con resultados mucho más potentes que los obtenidos con unidades de vigilancia tecnológica “cerradas”. Por ejemplo el Proyecto europeo Alerta, centrado en la vigilancia colaborativa entre agencias de desarrollo local, y su resultado RedAlerta, una especificación abierta para plataformas de inteligencia en red.
 
En esta línea, se desarrolló una dinámica de trabajo en grupo para reflexionar sobre las características que deben cumplir las plataformas de vigilancia tecnológica en escenarios de vigilancia tecnológica reales, donde se produce una mezcla de fuerzas competitivas (las entidades compiten por vender en un mercado) y colaborativas (las mismas entidades colaboran entre ellas para hacer I+D, para defender intereses sectoriales, para exportar en mejores condiciones, para ahorrar mediante compras conjuntas, para generar normas, etc.). Los participantes se distribuyeron en seis grupos de trabajo y asumieron distintos papeles: empresa grande, pequeña, proveedor, asociación, centro tecnológico y universidad, en torno a un sector común. Cada grupo reflexionó sobre cómo podría reforzar su propio sistema de vigilancia tecnológica incorporando selectivamente información de otras entidades a partir de la identificación de intereses comunes. El resultado del taller evidenció a través de un mapa de relaciones como en la actualidad todas las entidades están interrelacionadas y esto puede suponer una oportunidad para los sistemas de vigilancia tecnológica.
 









Fuente: Elaboración propia. Resultados del taller.

 
La conclusión final del taller fue la reflexión conjunta sobre cómo las plataformas de vigilancia tecnológica en un futuro próximo podrán incorporar y automatizar estos intercambios de información que se producen de modo cotidiano, lo que generará sistemas mucho más eficaces y eficientes. Una tendencia que se aborda desde la Especificación Alerta para Plataformas de Inteligencia en Red.
 
Escenarios de futuro que ya están dando lugar a la creación de una red global de plataformas de vigilancia tecnológica en la que esta especificación irá evolucionando para agregar progresivamente servicios más complejos y de mayor valor añadido.
 
Para saber más visita:



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *