blog
25/03/2017

Vigilancia tecnológica: “Estar al día para aprovechar oportunidades a tu alcance”

Superar riesgos de infoxicación digital y aprender a monitorizar ese entorno competitivo que te interesa puede ahorrarte grandes esfuerzos y costes en tu proyecto empresarial.



Estar alerta de lo que ocurre en tu entorno competitivo para tomar decisiones rápidas con las que aprovechar oportunidades, puede determinar el éxito o fracaso en un negocio: entrar o no en un proyecto innovador, negociar con éxito un contrato de licencia o lanzar un producto en otro país acorde a su legislación. Mucho depende de la información que tengas a tu alcance y cómo la gestiones.

Además, hoy en Internet puedes encontrar información de prácticamente cualquier cosa, sin embargo: ¿qué validez tiene?, ¿estás accediendo a lo qué realmente necesitas?, ¿aprovechas todos los recursos que tienes a tu alcance?, ¿cuánto tiempo inviertes y con qué resultados?

Superar riesgos de infoxicación digital y aprender a monitorizar ese entorno competitivo que te interesa puede ahorrarte grandes esfuerzos y costes en tu proyecto empresarial. Éste es el objetivo de prácticas como la vigilancia tecnológica. Para descubrir de qué estamos hablando y por qué puede sernos útil conversamos con Cristina Triviño, Licenciada en Documentación y co-fundadora de e-Intelligent, quien tiene una amplia experiencia en el sector de la gestión y tratamiento de información y plataformas de vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva. Ella será una de los expertos invitados al Curso de Verano: “Vigilancia tecnológica: estrategias y herramientas de innovación”, que se celebra del 7 al 10 de julio en la Universidad de Alicante (España).



P: ¿Qué puede aportar la vigilancia tecnológica a una organización?


R: Hoy el mayor activo que tiene una organización es el conocimiento y sus personas, puesto que su éxito radica en la capacidad de adaptación al cambio para seguir siendo competitiva. Qué conocemos del entorno, quién está innovando en el sector, qué buscan los consumidores, cómo analizamos esos datos o cómo contribuye todo a nuestra toma de decisiones es una carrera de obstáculos que hay que sortear. La vigilancia tecnológica nos ofrece métodos, estrategias, trucos para ello, e Internet la posibilidad de controlar gran parte de esa información relevante para estar alerta y poder anticiparnos a los cambios.


 

P: Frecuentemente estamos haciendo vigilancia tecnológica sin darnos cuenta, ¿es posible?
R: Sí y es lo más habitual, la vigilancia tecnológica no es exclusiva de grandes empresas o sectores altamente tecnológicos. Generalmente lanzamos búsquedas puntuales en Internet a diario, intentando averiguar: ¿qué hace la competencia?, ¿qué están solicitando nuestros posibles clientes en los pliegos?, ¿qué tecnologías están emergiendo en el sector?, ¿quiénes son sus líderes?, ¿cuándo se realizará la próxima presentación de un producto?... El problema es que estas prácticas las estamos realizando de manera desordenada, sin guardar ni monitorear nada y, por tanto, desperdiciamos tiempo y esfuerzos en ello.

P: ¿Cómo podemos mejorar en ello?
R: Es importante incorporar estas prácticas en nuestra forma de trabajar. Conseguir desarrollar un proceso sistemático, iterativo y distribuido de este tipo de prácticas ligadas a la vigilancia tecnológica sobre aspectos críticos del negocio es vital para la competitividad, independientemente del sector al que nos dediquemos y del alcance de nuestra organización.



Captar, filtrar, guardar, monitorizar y priorizar informaciones relevantes acorde a la estrategia de negocio nos puede permitir, por ejemplo, saber qué tecnologías se están desarrollando alrededor de una tendencia de mercado, buscar soluciones técnicas a problemas industriales, analizar estrategias tecnológicas de competidores para encontrar nichos de diferenciación, fortalecer la estrategia de negociación con un proveedor, desarrollar productos adecuados a la legislación de otros países o desarrollar una red de aliados estratégicos para la internacionalización de nuestro negocio, entre otros muchos ejemplos.


P: Pongamos algunos ejemplos, ¿cómo pueden ayudar estas prácticas a un proyecto emprendedor en su diseño?
R: Los emprendedores disponen de poco tiempo y recursos para dedicarlos a la gestión de información, pero sin embargo necesitan más que nadie procesar la información de su entorno para diseñar un proyecto innovador. Por ejemplo, necesitan contrastar su idea, saber quién está haciendo qué y dónde, diferenciarse en el modelo de negocio, etc. En el curso explicaremos que existen algunas herramientas gratuitas que generan alertas tempranas y que podrían ayudarles para que diariamente en su móvil, tablet o portátil reciban la información precisa que necesitan.

P: Y a una empresa ya establecida, ¿cómo puede ayudarle la vigilancia tecnológica en el contexto actual?
R: Las empresas, como comentábamos, necesitan ser competitivas y tienen necesidades concretas de información relacionadas con nuevas oportunidades de negocio por el contexto en el que vivimos actualmente. Monitorizar esas prioridades es incrementar su capacidad de innovación.


Lo primero que se debe identificar son sus aspectos críticos, el ámbito geográfico y las fuentes de información que responderían a sus necesidades y marcar una sistemática en la explotación de información para detectar aquello que le puede interesar y con lo que podría marcar la diferencia en el mercado. En el curso trabajaremos todos estos aspectos, desde criterios de selección de fuentes de información hasta herramientas para recuperación y análisis de datos, prestando especial atención a las herramientas profesionales especializadas, que dan soporte completo al proceso. Para las empresas es muy importante ser capaces de identificar claramente qué tipo de herramientas existen, cuáles son sus límites, para qué parte del proceso de vigilancia nos pueden ayudar y cómo podemos sacar el mejor partido según el tipo de organización o proyecto en los que estemos implicados.


P: ¿Qué oportunidades de futuro abre la vigilancia tecnológica?
R: La vigilancia tecnológica nos permite adquirir competencias digitales e informacionales para estar alerta de todo lo que ocurre en nuestro entorno y poder estar en posición de aprovechar oportunidades de negocio. Por nuestra parte, el futuro está en seguir mejorando esas herramientas, para ayudar a las empresas a centrar sus esfuerzos donde está el valor: el análisis y uso provechoso de ese conocimiento. Además, este campo representa una oportunidad de empleo y desempeño profesional para muchos profesionales en el mundo digital y de asesoramiento a empresas.


 


Se puede resumir en esta máxima de Albert Einstein: “Saber dónde encontrar la información y cómo usarla. Ese es el secreto del éxito”.









 
> "Vigilancia tecnológica: estrategias y herramientas para innovar"

Del 7 al 10 de julio de 2015 se celebra en la Universidad de Alicante este curso de verano, con el que podrás aprender haciendo cómo mejorar la gestión de información y conocimiento en tu actividad profesional, a través de un programa práctico de la mano de expertos de referencia en vigilancia tecnológica. Además, el curso incluye una jornada centrada en cómo la vigilancia tecnológica puede contribuir a la diferenciación de proyectos de I+D+i en el marco del Programa Europeo Horizon 2020. Plazas limitadas, matricúlate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *