blog
28/09/2021

Hacia dónde evoluciona la inteligencia Competitiva

Esta lectura reflexiona sobre la necesidad de transformar las metodologías de inteligencia competitiva para responder a los desafíos del contexto tecnológico, proponiendo un modelo de gestión orientado a la colaboración.

En la actualidad, gracias a Internet, se evidencia un aumento de la disponibilidad de información sin precedentes. Fenómenos como el open access o el open data están afectando a la cantidad y calidad de las fuentes, su facilidad de acceso y la economía con la que puede obtenerse información, especialmente abierta, entre otros ejemplos. Obtener, filtrar y difundir información selectivamente pasa a ser el desafío práctico de la inteligencia competitiva, que nos sugiere a su vez la necesidad de reflexionar sobre los modelos actuales de Inteligencia Competitiva y Vigilancia Tecnológica y su perfeccionamiento. 

En conjunto, en la medida en que los datos y la información aumentan exponencialmente, las estrategias y metodologías de implementación en vigilancia e inteligencia están llamandas a transformarse hacia modelos que permitan añadir valor a la información de una forma más eficiente y productiva, siendo esa la suma de la aportación de diferentes actores en el proceso. Esto supone el reto de evolucionar hacia un ecosistema de inteligencia, que permita incrementar los resultados, optimizar los recursos y reducir posibles duplicidades en los esfuerzos desarrollados. 

Qué entendemos por ecosistema de inteligencia: 

Un ecosistema de inteligencia puede definirse como un modelo de actuación articulado como un conjunto de actores, herramientas, fuentes y metodologías interrelacionadas, que permite ayudar a alcanzar los objetivos de inteligencia de la organización a través recursos y esfuerzos compartidos de forma más eficiente.

En este modelo los diferentes actores y grupos de interés tienen un papel clave a la hora de crear valor y conocimiento que puede ser puesto a disposición de los decisores sobre los factores geopolíticos, económicos, sectoriales y de negocio relevantes, siendo éstos sus cuatro niveles de inteligencia: económica, territorial, sectorial, competitiva y/o vigilancia tecnológica, que han de actuar de manera coordinada y complementaria.  

Cuáles son las claves para una óptima implantación del modelo: 
Para su correcta implantación, además de esa necesaria coordinación y complementariedad de actores y niveles de inteligencia, será necesario desarrollar: 

  • Las funciones propias de inteligencia en cada uno de los diferentes niveles, a partir de un debate y consenso en torno a retos y desafíos identificados. 
  • Los vínculos o interrelaciones entre los actores, pudiendo incluir recursos de información que pueden ser compartidos o intercambiados (ej. datos, informes, experiencias, recomendaciones, etc.)
  • El uso de sistemas de información adoptando la tecnología adecuada que permita realizar las funciones de inteligencia de cada actor y establecer de manera efectiva las interrelaciones que el ecosistema requiera. 

En síntesis, la siguiente figura ilustra el posible funcionamiento de este modelo de ecosistema de inteligencia

modelo.inteligencia.competitiva.v3.jpg
Fuente: Comai, A. (2014).

Cuáles son sus posibles beneficios y resultados: 

El ecosistema de Inteligencia ha de representar un sistema colaborativo provechoso para todas las partes ya que estas tienen diferentes roles e intereses, pero están unidas por un objetivo común: favorecer la expansión económica y el bienestar de los ciudadanos. 

Los posibles resultados de una implantación de un Ecosistema de Inteligencia pueden ser resumidos en los siguientes puntos:

  • Mejora de la calidad de las decisiones adoptadas.
  • Incremento de la eficiencia de los recursos empleados.
  • Importante reducción del tiempo utilizado en recolección de Información y de la puesta a disposición de los decisores.
  • Incremento de la calidad de la información.
  • Incremento de la producción de inteligencia.
  • Eliminación  de actividades duplicadas.

Todos los actores se verían beneficiados de los diferentes aspectos, aunque puede haber matices entre ellos, ya que cada actor principal puede tener prioridades y enfoques distintos.

Qué pretende #MoocVT en los siguientes módulos:

Este curso de introducción a la vigilancia tecnológica como parte de la Inteligencia Competitiva tiene una doble finalidad, y así ha de guiar el usuario su aprovechamiento. Por un lado, cómo implementar estas prácticas empresariales en los proceso decisionales y cuándo utilizarlas. Y por otro lado, ayudar a conocer herramientas sencillas pero eficaces para poder utilizarlas en el contexto empresarial particular o para ayudar a resolver dificultades a la hora de buscar la información, por ejemplo en Internet:

  • Identificando todas las fuentes.
  • Obteniendo información relevante y fiable.
  • Reducir el “ruido” que pueden generar los buscadores genéricos.
  • Procesar la información.

Para más información visitar: 

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *